Abstinencia: cómo afecta negativamente al hombre

Los hombres, en su mayoría, se preocupan altamente por su vida sexual y por tener un buen desenvolvimiento en ella.

La estabilidad sexual de los hombres engloba diversos aspectos de sus vidas. Desde el estado anímico y emocional hasta su bienestar físico. Es por esto que la falta se sexo frecuente en la vida cotidiana de los hombres puede generar distintas consecuencias en las diferentes etapas y áreas de su existencia.

La abstinencia es la palabra que se le da al hecho de inhibir las relaciones sexuales. Dicha prohibición, ya sea voluntaria u obligada, puede afectar negativamente a las personas, sobretodo a los individuos del género masculino.

Para muchos abstenerse de tener relaciones sexuales es una condición nada atractiva para sus vidas, sin embargo, otras personas ya sea por decisión o no, terminan pasando una gran cantidad de tiempo sin actividad sexual, algunos incluso por el resto de sus vidas. Por ejemplo, algunos de estos casos se dan en personas que han enviudado, terminado una relación complicada, que tienen una condición o enfermedad que se los impide, entre otras razones de peso.

Causas por las cuales abstenerse

Una de las razones por las que se puede presentar la abstinencia es debido a ciertos conflictos y desacuerdos entre las parejas. Cuando existen constantes peleas y falta de comunicación puede traer como consecuencia la separación, paso a paso, de la relación causando un largo periodo sin mantener relaciones sexuales.

La falta de atracción o deseo sexual son algunas de las causales que provocan que las personas se abstengan y que por ende se rompan muchas relaciones o matrimonios.

Por otra parte, otra de las razones por las que un hombre tenga que abstenerse a tener relaciones sexuales puede ser el hecho de que éste presente alguna enfermedad que le impida involuntariamente tener una erección y por ende no poder realizar el coito.

Estos padecimientos, en su mayoría, se dan en hombres de edad madura, sin embargo hay jóvenes que también pueden sufrir de disfunción eréctil, afectando así sus vidas en muchos aspectos.

Consecuencias comunes de la abstinencia sexual

Como ya acotamos, la falta de sexo puede significar severos daños en la vida de los hombres. Afectando todos los ámbitos de su vida.

Algunos de estas consecuencias son:

  • Estrés: esta condición es muy propia de las personas que mantienen mucho tiempo absteniéndose de tener relaciones sexuales. ¿A que se debe la generación del estrés?, pues a que los hombres al abstenerse pueden llevar su frustración a una carga laboral más pesada que les puede transportar a estresarse mucho más. Además, muchos expertos opinan que al tener sexo se descarga mucha de la tensión que las personas obtienen en la cotidianidad de sus vidas. Así que la cura de este mal es relativamente simple.
  • Baja autoestima: este punto es de gran importancia y tiende a ser una de las consecuencias más grandes de no tener una vida sexual estable en los hombres. Cuando un hombre se abstiene de la práctica sexual frecuente, su estado de ánimo decae y su apreciación personal de sí mismo se ve severamente afectado.
    Esto más que todo ocurre cuando la razón de la abstinencia es involuntaria y se debe a que el hombre siente que no es capaz de atraer a nadie ni se siente de la misma forma por alguien.
    El acto sexual ayuda a que los individuos sientan un sentido de integración y de pertenencia que refuerza la relación entre dos personas y la apreciación individual, haciendo que el grado de autorrealización se refuerce y el hombre se sienta bien consigo mismo.
  • Mal humor: este es un estado bastante común en las personas que se abstienen sexualmente. Según expertos, al mantener una relación sexual se liberan endorfinas, que se trata de la hormona del amor, la cual hace que la persona se sienta más feliz. Al no tener ningún acto sexual en largo tiempo, la falta de esta hormona y de otras sustancias afectan en la relajación y humor, además, al no conseguir satisfacción los individuos se sienten mal y frustrados arremetiendo contra su entorno y las personas que se encuentran en él.
  • Depresión: esta afección es muy común cuando una persona no realiza lo que desea. Cuando los hombres no se sienten realizados ni consiguen ningún tipo de satisfacción o placer, entonces se presenta la tendencia a que el estado anímico sufra una caída fuerte y la depresión sea una grave consecuencia.
    Además, viceversa, la depresión puede ser también una causa de que la persona no pueda sentir deseo sexual hacia otra persona y por ende caiga en la abstinencia.
  • Ataques cardíacos: esta consecuencia es mucho más severa y radical que las anteriores, sin embargo, es posible que ocurra al no frecuentar las relaciones sexuales.
    El sexo, físicamente, puede ser un buen ejercicio cardiovascular, según estudios científicos. Debido a que se trata de una de las prácticas más realizadas en el mundo, como es natural. Sirve como una actividad positiva para reforzar la salud del corazón.
    Ciertamente, el hecho de no tener relaciones sexuales no significa que conllevará a tener un ataque cardiaco obligatoriamente, pero el hecho de sí tenerlas con frecuencia reduce las posibilidades de que sí puedas sufrirlo.
  • Falta de sueño: otra consecuencia que puede ocasionar la abstinencia sexual es el insomnio. Se ha comprobado que los hombres con un largo tiempo de no practicar la actividad sexual posee más problemas para dormir que quienes sí lo practican con regularidad.
  • Tensión muscular debido a la poca actividad sexual y a que esta sirve como ejercicio, como ya se acotó, los hombres pueden sentir tensión en los músculos provocándoles dolores e incomodidades.
  • La abstinencia también puede provocar aislamiento en las personas, retraimiento y frustración.
  • Algunos hombres también empiezan a optar por la abstinencia cuando sienten miedo y temor a que no puedan lograr una erección duradera o eficaz, lo que los vuelve más retraídos e inseguros.

Todo esto dependerá del tipo de vida que lleve cada individuo, su forma de pensar y de su modo de llevar las cosas cuando deciden o se enfrentan a abstenerse sexualmente

Por otra parte, como se dijo en un principio si alguna persona no mantiene relaciones sexuales por algún motivo ajeno como la viudez o enfermedad y éstos se sienten cómodos de esta forma, no debería de haber un problema verdadero o una consecuencia debido a tal decisión.

Según algunos expertos, luego de pasar un lapso de tiempo muy grande sin mantener relaciones sexuales, cuando se quiere revertir este hecho, se convierte en una experiencia algo difícil para los individuos. En primer lugar, porque temen haber perdido práctica o que no vaya a haber un resultado después de tanto tiempo. Sin embargo, físicamente, los hombres tienden a tener menos dificultades para volver a la actividad sexual en comparación con las mujeres.

Es por esto que la gran mayoría de los expertos opinan que lo mejor para que un hombre mantenga una vida saludable es teniendo relaciones sexuales con regularidad. Recomiendan que lo practiquen hasta 3 veces por semana, ya que esto permite que el individuo pueda rejuvenecer luciendo hasta 7 o 12 años más joven en su apariencia física.

Además, teniendo una vida sexual saludable y estable se pueden prevenir enfermedades, como ya se dijo, cardiacas, y otras más graves como el cáncer. En los hombres, el cáncer de próstata sobretodo. Por si no fuera poco, durante el acto sexual se produce un aumento en la reproducción de las neuronas.

Para muchos, la parte más difícil de la abstinencia es perder la cercanía y las intimidades con una pareja, dando pie al terrible sentimiento de soledad.

Algunas de las recomendaciones que hacen los especialistas cuando no se logra continuar con la vida sexual, es realizar distintas actividades físicas como el baile, la yoga, deportes y ejercicios. Así como también otro tipo de acciones culturales o recreacionales como ir al cine, de compras, salir con los amigos, reunirse con gente positiva o hacer un viaje soñado. Todo esto con el fin de sustituir algunos sentimientos de satisfacción y placer, y de esa forma no entrar en una situación inestable o depresiva.

Sin embargo, todas estas consecuencias causadas por el hecho de abstenerse sexualmente no son problemas sin solución.

Con ayuda psicológica o con convicción individual, los hombres podrán continuar llevando una vida sexual saludable y segura, manteniendo la confianza en sí mismos y fortaleciendo su estabilidad emocional, física y mental.